QUERER LO QUE UNO HACE